jueves, 10 de octubre de 2013

Verbena bibliotecaria

Con este post rompemos la cadena de los tres previos. De luchalibro a librolienzo y de ahí a lienzosonoro, una cosa nos fue llevando a la otra, dando tumbos por la maraña de la red, y las peregrinas conexiones que van saliendo al paso.

Y también de esa maraña surge esta entrada, en concreto de la opinión de un seguidor sobre este blog, vía Twitter, que nos ha encantado:


"Es efectista, sencillo y de corte popular. Es divulgación a nivel verbena, pero precisamente por eso me parece genuino"
Puede que en ocasiones los demás sean el infierno en las redes sociales, pero en otras tantas, gracias a los demás, obtenemos la mejor definición de lo que hacemos, y éste ha sido el caso.

En la Regional ya tenemos muñecos para la rifa: Michael Jackson y la Barbie choni

¿Hay algo más popular y alegre que una verbena?, ¿algo más alejado del estereotipo amuermante de biblioteca rancia? Somos una biblioteca pública, y ya dijimos lo que eso supone actualmente en BRMU Bizarra. Décima entrega.... La biblioteca más ágora que nunca. Si los museos, cada vez más, buscan asombrar y divertir cual parques de atracciones artísticos: las bibliotecas no vamos a ser menos.

¿Será que las instituciones culturales deben disneyzarse para sobrevivir? Interesante cuestión para el debate, que aquí sólo podemos insinuar. Estamos ocupados en seguir abriendo la biblioteca a la calle, sin por ello perder de vista nuestros objetivos.

La cultura: ¿aplastada o desestabilizando la opresión del muro?

En este sentido, la obra del arquitecto y artista mexicano Jorge Méndez Blake no puede resultar más acorde con esa apertura. Este creador ha convertido a las bibliotecas en centro de su discurso artístico, que explica en los siguientes términos:  
 “que la biblioteca no sea un recinto cerrado, aislado de la ciudad, sino que abra sus puertas, destruya las paredes exteriores, y se combine con la ciudad […] más allá de resguardar el conocimiento, lo que hace una biblioteca es distribuir el conocimiento.”

Una vez más, voces ajenas expresan mucho mejor nuestros propósitos. De ahí su obra Biblioteca abierta, o el muro inspirado en El castillo de Kafka, con un libro aplastado por un muro, y que a la vez, deforma la represora contundencia del mismo.

Biblioteca abierta

Mientras en Nueva York, el artista urbano más mediático, Banksy: expone en las calles ofreciendo la posibilidad de llamar a un teléfono para escuchar la audioguía; o el danés Olafur Eliasson ocupó esas mismas calles con cataratas, o abrasó la Tate Modern con un inmenso sol.


El arte se espectaculariza con tal de ampliar audiencias. Si lo consigue, o simplemente se queda en una atracción verbenera, sólo el tiempo lo dirá.




Por nuestra parte, ahí están nuestra modestas, y a la par ambiciosas, acciones artístico-bibliotecarias (ya es inminente el lanzamiento de la segunda). Y desde esta semana, la puesta en marcha de nuestro chat de ayuda en línea, para que puedas comunicarte con nosotros en cualquier momento. Maneras de abrir la biblioteca por todos los medios posibles, que no son pocos, pero sí menguantes.

Y precisamente, por ese agudizar el ingenio con pocos recursos, cerramos con el vídeo del francés Yuksek. Por lo conseguido que resulta con tan pocos elementos; por su título, Off the wall (Disparatado, pero literalmente: fuera del muro), y sobre todo por su optimismo, que lo hace ideal para una verbena que quiera ir más allá de Paquito el chocolatero. Tal cual como sería nuestra verbena bibliotecaria ideal.





Fuente: El universal