miércoles, 4 de julio de 2012

Limas en libros

Las llaves de la libertad están en los libros

Hace unos meses recurríamos a tópicos del tipo la lectura te hace libre, para contar iniciativas de fomento de la lectura entre rejas en Libre, libre quiero ser. También contábamos allí la colaboración que estábamos llevando en la Regional con una asociación que está desarrollando una labor en este sentido, en la cárcel de Campos del Río; pero la noticia que nos llega desde las cárceles brasileñas, es de las mejores que hemos conocido en mucho tiempo.

Limas o pistolas dentro de libros,
un clásico carcelario
Lo de la reinserción a través de la cultura, se lo toman muy en serio en Brasil. Tanto es así, que en cuatro de sus prisiones federales los presos podrán ver reducidas sus penas si se dedican a la lectura. Concretamente cuatro días de condena menos por cada libro, que lean en el plazo de un mes. De manera que pueden reducir sus condenas hasta 48 días por año si llegan a leer 12 títulos, y hacen sus correspondientes comentarios de texto.

Las bibliotecas de estos centros lo tienen realmente fácil para fomentar la lectura. Nosotros nunca podremos ofrecer un incentivo tan valioso como es la libertad fisica, pero sí que podemos ofrecer la libertad intelectual. Ahora faltaría saber si hay títulos que “desgraven” más que otros.

Puede que algunos, a raíz de esta noticia, piensen que igual que indultan a estos presos por leer, deberían condenar a otros por lo que escriben; o también, que con tantas celebridades de distinto pelaje con pasado o futuro carcelario con que contamos en nuestro país, las editoriales incrementarían sus ventas si se adoptase esta medida. Pero ese es un jardín, en el que no nos vamos a meter.


Fuente: El País