miércoles, 22 de mayo de 2013

Tren con destino a Calasparra - fin de trayecto Comicteca

Sombras del paisaje sobre los rostros de pasajeros
en el tren del Viaje de Yuichi Yokoyama

Con este post vamos a hacer equilibrios entre la autocomplacencia más vanidosa, y la autoestima. Y es que hablamos de nuestras virtudes, sin apartar por ello a la modestia. Todo arranca a raíz de dos noticias.

La primera, aparecida en la web de la Plataforma para la creación del Colegio Profesional de Archiveros, Bibliotecarios y Documentalistas de Madrid, donde se hacen eco de nuestro proyecto de automatización de bibliotecas municipales. Que no consiste en otra cosa, que un día a la semana, personal de la Regional viaja a algunas de las pocas bibliotecas de la Región sin integrar en el catálogo colectivo, a informatizar y organizar sus fondos (de momento llevamos Ricote, Campos del Río y Calasparra).

En ruta hacia Calasparra, señalando los arrozales

BPM (siglas de Bibliotecas Públicas Municipales, aunque como se aprecia en las fotos, nosotros “adaptamos” las susodichas siglas para bautizarnos con un nombre de guerra más combativo). No vamos a engañar, las flores que nos echan en Madrid a cuenta de nuestras expediciones bibliotecarias, nos regalan los oídos y nos ponen más felices que una perdiz (aunque que sepamos, nadie ha preguntado a las perdices sobre su grado de felicidad).

Bibliotecarios P.M. en plena acción

Cartel para la Comicteca
de Cali (Colombia)
La otra noticia que nos hace felices se refiere a nuestra Comicteca. Hace años hablamos de nuestra colaboración con CERLALC, organismo intergubernamental que promueve la lectura en América Latina, el Caribe, España y Portugal. Nuestra Comicteca se convirtió en el prototipo para crear este tipo de servicios en América Latina, y ya podemos dar la bienvenida a la primera Comicteca  inaugurada en la ciudad colombiana de Cali, en la que se han seguido nuestras directrices (recogidas en la publicación de CERLALC: El cómic, invitado a la biblioteca).

Nos ha producido gran ilusión ver nuestros muebles de Comicteca (salvo los sillones, eso sigue siendo exclusivo nuestro) reproducidos al otro lado del Atlántico, siguiendo las pautas que hemos ido diseñando en la Regional de Murcia.

Fotografías de la Comicteca de Cali, con mobiliario y organización
según las directrices de nuestra Comicteca

Ya lo advertíamos al principio, esto iba a ser un publirreportaje, pero es que si no celebramos lo bueno, ¿cómo íbamos a aguantar este viaje sin alforjas que nos alivien el camino?


                              Calasparra en la película Hot shots 2