lunes, 24 de septiembre de 2012

Mira mi pecho tatuado...

Tatuaje bibliotecario nostálgico

Dos caras de la profesión: la bibliotecaria gruñona y la superbibliotecaria

Amor siniestro por las bibliotecas

Clasificadas y listas para tejuelar

La lectura echa raíces en nuestras mentes



Fuente: Mental_Floss