jueves, 2 de agosto de 2012

Cultivando la cultura

El libro que crece

Nunca la etimología de la palabra cultura estuvo más presente, que en la instalación del artista Massimo Bartolini bautizada como Bookyard. Literalmente un viñedo situado tras una abadía, del que emerge una biblioteca con sus estanterías y libros al aire libre, cual cosecha. No es que sea precisamente una época fértil para las bibliotecas, pero instalaciones como ésta resultan especialmente reconfortantes en su concepto; al igual que la obra Growing Book (algo así como "el libro creciente") de Eric Zhang, con la que hemos arrancado este post.


Diferentes perspectivas del Bookyard

Somos cansinos, es cierto, pero es un ejemplo de lo más gráfico de lo que tantas veces hemos aseverado aquí: que las bibliotecas son las infraestructuras culturales básicas.

Museo-bar de H.R. Giger en la
ciudad suiza de Gruyères
 Infraestructuras tan básicas como el armazón, o el esqueleto de un edificio, tal cual como el de la fantástica biblioteca noruega en la ciudad de Vennesla, una estructura que puede recordar lejanamente a los diseños del artista H.R. Giger para la mítica Alien (tan de actualidad gracias al estreno mañana de Prometheus), pero sin que encierren ningún monstruo (como no sean los de la razón) sino todo lo contrario: un lugar tan acogedor que envuelve casi de manera orgánica.

La orgánica biblioteca noruega

Y es que arte y bibliotecas son una alianza que siempre da buenos frutos. En este blog hemos recogido ya muchos ejemplos, y uno de los más llamativos fueron las misteriosas esculturas de las que hablábamos en Arte furtivo, que ahora salen de gira exponiéndose por las distintas bibliotecas de la ciudad de Edimburgo, alimentando otro misterio para una ciudad enigmática de por sí.

Cosecha, arte, cultura, términos concomitantes que se dan cita en una recomendación de lectura para este fin de semana: El Ángelus de Frank Giroud, una novela gráfica que entrelaza en su historia al arte con la vida y la cultura, y que nos sirve para cerrar el post en todo lo alto.