miércoles, 4 de enero de 2012

Desintoxícate de la piratería gracias a las bibliotecas


Marlene Dietrich pillada in fraganti
"bajándose" música


En la necesaria y continua reinvención a que estamos obligadas las bibliotecas, nuestro radar de ideas brillantes ha localizado una concretamente en la Danbury Public Library (cuyo logo con el sombrero de copa ya es una idea brillante). Dicha biblioteca se ha sumado a otras bibliotecas que ofrecen a través de sus webs el servicio Freegal Music.

Dicho servicio no consiste en otra cosa que en permitir la descargar legal y gratuita de música desde la web de la biblioteca (si estamos buscando conseguir que se descarguen ebooks, ¿por qué no vamos a hacer lo mismo con la música y las películas?), que forman parte del catálogo de Sony Music. Un total de tres canciones por semana se pueden descargar en formato MP3; claro que la biblioteca en cuestión puede financiar dicho servicio gracias a la financiación por parte de los Amigos de la Biblioteca de Danbury.

Y volvemos a un tema recurrente en este blog: ¿cuándo nos dará por copiar a los americanos en esto del mecenazgo de instituciones culturales?