jueves, 3 de marzo de 2011

Sexo, drogas y tejuelos


Los sambenitos es lo que tienen, y a unos (los bibliotecarios) nos toca bregar con el de profesionales un tanto aburridos, mientras que a los rockeros les toca cargar con el de problemáticos, drogadictos, y pendencieros. El caso es que si hablamos de Keith Richards, méritos sí que ha hecho a lo largo de su carrera para merecer alguno de ellos (y por supuesto, el gremio bibliotecario también para cargar con los suyos) por eso es sano que ciertas informaciones nos sorprendan, descubriéndonos otras facetas y cuestionando prejuicios.


Parece ser que en sus memorias el mítico Rolling Stone, descubre su pasión por la literatura, y es más, su pasión por las bibliotecas como lugar sagrado. El adalid del clásico sexo, drogas y rock´n roll, posee dos bibliotecas caseras a las que dedica su tiempo libre en sus residencias de Gran Bretaña y Estados Unidos. Y no sólo es una simple afición, según confiesa en varias ocasiones se ha planteado abandonar el rock para formarse profesionalmente en Biblioteconomía. Y de hecho, manifiesta su orgullo por poseer auténticas joyas bibliográficas que clasifica personalmente, cual profesional bibliotecario, mediante el sistema Decimal Dewey.

Pero no se agota en Keith Richards el pequeño juego que proponíamos en nuestro Facebook, también aquí en España otra figura icónica de la modernidad musical como es Alaska, ha manifestado en varias ocasiones que su orientación profesional de no haberse dedicado profesionalmente a la música, habría sido hacia la arqueología (de hecho cursa la carrera de Historia a través de la UNED), o la biblioteconomía. También en alguna ocasión mencionó lo de reponedora de supermercado, lo cual deja claro que de haber sido bibliotecaria las estanterías de su biblioteca habrían estado perfectamente ordenadas.

Moraleja: nunca te fíes de las apariencias para juzgar a una persona (o barriendo para casa, a un colectivo)

6 comentarios:

normadat dijo...

Toda la razón. Las apariencias engañan, cada vez más.

Manu dijo...

A título de comentario, Morrissey es hijo de bibliotecaria, no te digo ná y te lo digo tó.

http://es.wikipedia.org/wiki/Morrissey


http://www.bne.es/webapp/verPostBlog.htm?idPost=61&urlCms=/es/ComunidadBNE/Blogs/index.html

el rojo vivo dijo...

¡Alaska!

Odd Librarian dijo...

Es que los viejos rokeros nunca mueren http://lisdb.blogspot.com/2010/04/los-viejos-rockeros-nunca-mueren.html

Otrosí digo: ¿quién inspiraría a Morrisey su célebre canción "Ask me"? Ay, amor de madre

Settembrini dijo...

Muchas gracias por la información Manu, y el artículo del blog de la BNE está genial.

Anónimo dijo...

Pues bien que podía Alaska haber hecho alguna canción que pasara en una biblioteca... pero petarda, que es más divertido. Overdose, overdose...